Vivimos en un mundo de grandes expectativas, muchas de ellas poco realistas. Tenemos que hacer listas que no son alcanzables, esperamos que los demás rindan más de lo humanamente posible y a menudo vivimos por encima de nuestras posibilidades. Estas expectativas poco realistas han creado un aumento de la ansiedad y el estrés en nuestro mundo humano y a menudo lo transmitimos a nuestros perros.

Todos los días me encuentro con personas que quieren que un perro tímido y extrovertido realice cosas valientes o que quieren un perro «perfectamente entrenado» (sea lo que sea que eso signifique para ellos) pero nunca trabajan con su mascota. Al igual que todos los humanos tienen puntos fuertes, puntos débiles y personalidades únicas, los perros también los tienen. Una persona a la que no le gustan las matemáticas y las ciencias no será probablemente médico y una persona a la que no le interesa el arte no será probablemente artista. ¿Por qué la gente espera que un perro tímido sea capaz de asumir la difícil tarea de ser un perro guía para una persona ciega?

Los perros son capaces de hacer cosas increíbles. Pueden detectar un ataque, pueden dominar un curso de agilidad y pueden ser nuestro mejor amigo o hijo. Sin embargo, no todos los perros pueden realizar todas las tareas. Eso no significa que no podamos entrenar a un perro para que haga muchas tareas, pero algunas tareas requieren personalidades y habilidades más específicas que otras. No es razonable pensar que se puede hacer de cualquier perro un perro de servicio o que cualquier perro será un campeón mundial de agility; al igual que no todas las personas se convertirán en medallistas de oro olímpicos o en ganadores del Premio Pulitzer.

En nuestro mundo de expectativas irreales, tenemos que dar un paso atrás y tener un poco de empatía. No sólo debemos mostrar empatía por nuestros perros, sino también por nosotros mismos. Por ejemplo, un perro tímido puede disfrutar aprendiendo trucos y puede sobresalir en los deportes caninos si el adiestramiento se realiza de forma lenta y positiva. Así que en lugar de esperar que su perro tímido sea capaz de dominar las situaciones de miedo, disfrute de él por lo que es y busque cosas que le gusten hacer. No sólo su perro será más feliz, usted también lo será.

Categorías

Publicaciones de Shannon en el blog de Pettrax Inc.:

Archivo